Empresa de ingeniería

Nos contacta un grupo de personas que trabaja en una empresa de ingeniería, subcontrata de una gran multinacional que fabrica motores de aviones. La empresa en cuestión es inglesa pero con una sede también a las afueras de Berlín. El principal problema es la introducción del Kurzarbeit, medida mediante la cual se reduce la jornada de trabajo de toda o buena parte de la plantilla debido a la coyuntura. La empresa solo paga la parte de jornada reducida y el Arbeitsamt completa hasta llegar al salario total. La dirección justifica esta medida señalando que su principal cliente, la multinacional, ya no le hace tantos encargos, y la situación en el mercado es complicada. Si bien el Kurzarbeit está pensado como algo coyuntural a fin de no perder puestos de trabajo, hay bastantes indicios de que la empresa pretende a medio plazo reducir drásticamente la plantilla y relocalizar la mayor parte de trabajo en Polonia, principalmente. Una vez pasado este tiempo de Kurzarbeit, no hay obstáculos legales para despidos masivos, y mientras tanto se aprovechan del dinero del Arbeitsamt.
Estamos por tanto, al parecer, ante un caso clásico de deslocalización de empresas, y el objetivo fundamental es salvar puestos de trabajo. Para ello se hace necesario conocer el estado real de la empresa, la cartera de clientes, renegociar el Kurzarbeit y forzar a la dirección a buscar soluciones alternativas al puro y simple desmantelamiento. Con este objetivo, proponemos a las y los compañeros que inicien la formación de un comité de empresa, debatiendo los problemas y posibles soluciones así como las y los candidatos de manera colectiva. Actualmente estamos en ese proceso, por ahora con visos de tener éxito.